Capítulo 5 – Acercando a Dos Personas

  1. Presenteː 17.0km; 3.0km Restantes

Corrí sin pensar por un tiempo.

Chitanda había comenzado un par de minutos antes que yo, así que no era probable que la alcanzara. Todo lo que me quedaba por hacer era esperar a Ōhinata. Pude haber logrado esto simplemente quedándome quieto y esperándola, pero de todas formas corrí. Parte del dolor en mi rodilla aún permanecía, pero ya sea a través del pequeño sendero del río que estaba constantemente acosado por el viento de mayo, ya sea en la carretera bordeada de cedro que helaba mi piel con la humedad en el aire, ya sea por la acera llena hollín, corrí sin importar que.

Una señal de tránsito apareció frente a mí, y la luz verde para peatones comenzó a parpadear. Delante de la señal se encontraba un miembro del Comité General con una cara que parecía de primer año preparado para detenerme. Me deslicé por el costado y volé por el cruce de peatones de una vez. En ese momento, me di cuenta de que finalmente había ingresado al centro de la ciudad una vez más. Coches residenciales y camiones subían y bajaban por la circunvalar, y al mirar hacia arriba, pude ver varias filas de edificios de departamentos sin características.

Correr era aterrador. El interior de mi mente se quedó en blanco. Sentí como si todos los eventos que había recordado, así como todas las ideas que había formulado estuvieran empezando a derretirse y disolverse desde mi cerebro. Pude entender la felicidad detrás de lograr ese estado mental puro y distante, pero absolutamente tenía que recordar todo en este momento. Y, sin embargo, seguí corriendo. ¿Era posible que hubiera olvidado algo en el camino, como el agua derramándose imprudentemente de una copa? Sabía que tenía que calmarme, pero no podía dejar de correr. Tal como lo verías en una carrera real de larga distancia, mi respiración era corta y mis brazos se balanceaban poco a poco.

Era extraño. El año pasado, había experimentado tantos encuentros uno a uno. Durante las vacaciones de verano, cuando vimos el proyecto de la película de los sempais, fue con Irisu-senpai. En el estacionamiento durante el festival de cultura, tuve una conversación cara a cara solo nosotros dos. Probablemente también hubo muchos otros, pero debido a que mi respiración era tan rápida, no podía recordar nada de eso.

Sin embargo, tenía cierto pensamiento. No importa en qué medida los había confrontado en esos momentos, nada pesaba tanto en mi corazón como lo hacía ahora.

 

Posiblemente para mantenerse alejado de cualquier intersección, el camino que anteriormente se extendía recto a lo largo de la circunvalar daba a una calle estrecha que pasaba por una zona residencial. Debido a que se encontraba en un rincón particularmente antiguo de la ciudad de Kamiyama, los tejados de chapa de hierro de color ámbar y el óxido se destacaban en todos los lados. Me deslicé por los buzones con su pintura de cinabrio descascarada y por postes de teléfono con reflectores amarillos y desvaídos y me acerqué a un puente construido sobre un pequeño canal de solo varios metros de ancho.

Este lugar probablemente sea bueno. Había agua cerca, fría y refrescante, y había una pequeña área al pie del puente en la que podía parar sin meterme en el camino de nadie. Me armé de valor mis y dejé de correr. Me puse en cuclillas con un “¡Oh, mis cordones se deshicieron!” Y puse un espectáculo como si estuviese retozando mis zapatos ensuciados, pero solo me hizo sentir como un tipo inteligente.

Pude escuchar el leve murmullo del agua en el canal. Los estudiantes vestidos de blanco y carmesí me pasaron de lado.

Era difícil sonreír después de correr una pista de diez kilómetros o más.

Había un chico exhausto que se movía incluso más despacio que una caminata normal, pero él continuó moviendo los brazos hacia arriba y hacia abajo mientras mantenía una postura de carrera. Había dos chicas caminando una al lado de la otra, con la cabeza gacha, quizás obligadas por una promesa como “¡Sigamos juntas hasta el final!” Había otro estudiante caminando penosamente, con el rostro contraído en agonía, probablemente con algún tipo de dolor. No pude ver una sola sonrisa en ninguno de sus rostros.

Pensé que, en este punto, esencialmente todos los de segundos años ya habían pasado. Todos los que podía ver ahora eran de primer año. A juzgar por sus rostros mientras corrían sin saber cuánto tiempo más necesitarían correr, eran un grupo miserable. Me dio ganas de asegurarles que, si continuaban corriendo seriamente, llegarían al final en muy poco tiempo. Si lo hiciera, supongo que también me convertiría en el amado “senpai” de todos, ya sea que quisiera ser uno o no.

Una vez que volví a atar los cordones en mi zapato derecho, comencé a retocar los cordones en mi zapato izquierdo. Una vez que volví a atar los cordones en mi zapato izquierdo, comencé a volver a entallar los cordones en mi derecha. Así fue como me gané tiempo agazapado allí.

Vi a docenas de caras cansadas y me pregunté cuánto tiempo había estado esperando allí.

Entonces Ōhinata apareció.

Justo como había supuesto que sería el caso, ella no estaba con nadie más. Con sus brazos cerca de su lado y su boca ligeramente abierta, ella corría a un ritmo bastante rápido, completamente sola.

Me levanté lentamente y saludé con la mano. Ella me notó de inmediato.

Inicialmente pensé que ella podría decidir ignorarme. Si ese fuera el caso, no podría evitarlo, y estaba dispuesto a renunciar a todo el asunto por completo.

Sin embargo, Ōhinata me miró con los ojos muy abiertos y comenzó a bajar la velocidad, finalmente parándose justo en frente de mí. Ella calmó su respiración ligeramente trabajosa, y de repente levantó su rostro para mirar el mío.

—Estás en un lugar bastante extraño, ¿verdad, senpai?”

Era difícil sonreír después de correr una pista de diez kilómetros o más.

Y, sin embargo, Ōhinata me mostró una sonrisa radiante, como lo había hecho durante el Festival de Nuevos Reclutas.

 

—¿Qué pasa Tomoko, ¿quién es?”

Alguien de repente llamó a Ōhinata de una manera burlona. Ōhinata respondió a la figura.

—¡Es solo un senpai de mi club!”

Después de ser finalmente convencida por Ōhinata de que no era nada, la chica comenzó a correr una vez más. Ella probablemente era una compañera de clase.

—Ella solo es astuta cuando se trata de cosas que no son de su incumbencia.”

Después de quejarse en broma, Ōhinata comenzó a mirarme a los ojos.

—Pero en serio, senpai, ¿qué estás haciendo aquí? Se suponía que debiste haber comenzado mucho antes que yo si no recuerdo mal.”

—Si, bueno…”

—¡Espera!”

Ella de repente me detuvo con un fuerte bramido y luego llevó una mano a su barbilla.

—Déjame intentar adivinar. Los miembros del Comité General normalmente se paran en lugares como ese. Pero no eres miembro, Oreki-senpai. Fukube-senpai, sin embargo, es miembro, y ustedes dos son amigos. Lo entiendo ahora.”

Ella levantó la cabeza y me preguntó: —¿Qué crees que es mi suposición?”

¿Tal vez ella no sabía que ya lo había dicho en voz alta?

—Crees que Satoshi confió en mi para reemplazar a un miembro del Comité General.”

—¡Bingo!”

Su rostro se iluminó al instante. A diferencia de ayer después de la escuela, era una sonrisa natural. ¿Tal vez era por la larga carrera? O tal vez se sintió aliviada de una gran carga después de decidir abandonar el club.

—¿Bien? ¿Tengo razón?”

Señalé mis zapatos.

—Mis zapatos están sucios. Si estuviera actuando como miembro del Comité General, me habrían dejado aquí, por lo que mis zapatos no se habrían ensuciado. Ellos están así porque tuve que correr.”

Ōhinata miró mis zapatillas y puso mala cara, aparentemente decepcionada.

—Pero solo una persona normal habría podido correr lo suficiente como para ensuciarlos. ¿Cómo lo lograste, Oreki-senpai?”

—Te digo que corrí hasta aquí yo mismo. ¿Qué más quieres que diga?”

—Bueno, ¿por qué estás aquí entonces?”

—Quería decir algo, así que esperé aquí.”

—¿A quién?— Después de preguntar esto, de repente señaló con el dedo a sí misma con una expresión de asombro. —¿Qué? ¡¿A mí?! Uff …”

Supongo que no era reacia a ser emboscada así. En todo caso, ella parecía sorprendida.

—Lamento que hayas tomado tiempo de tu día para esto.”

Bajó la cabeza brevemente en disculpa y luego continuó hablando mientras jugaba con su pelo corto.

—Para ser honesto, esperaba que alguien viniera y me dijera algo, pero no pensé que serías tu durante el maratón, Oreki-senpai.”

Luego me miró fijamente y sonrió.

—Pero lo siento. Ya me he decidido. Fue un club realmente divertido, así que estoy segura de que alguien más se unirá pronto.”

No había forma de que eso suceda.

Al mismo tiempo, en realidad no tenía la intención de tratar de impedir que se fuera.

—No es de eso de lo que quería hablar contigo.”

Tomé un pequeño respiro.

—Hay algo que quiero decirte.”

—Um, estaría en un aprieto si me preguntas aquí.”

Aparté la broma y la golpeé en la cabeza con la única frase en la que había dedicado mi tiempo a refinar cuidadosamente.

—Chitanda no sabe nada sobre tu amigo.”

—Que…”

—Ella no sabe ni una sola cosa.”

La expresión de Ōhinata desapareció silenciosamente de su cara bronceada por el sol.

Chitanda no sabía una sola cosa. Eso era exactamente lo que yo sabía, y al mismo tiempo Ōhinata rápidamente se dio cuenta de esto.

¿Cuánto tiempo el silencio continuó? me pregunto. Un corredor que disfrutaba de su energía de sobra pasó directamente junto a nosotros, causando que corriera viento a su paso. Como si cabalgaras en esta brisa, Ōhinata comenzó a hablar.

—Si Chitanda-senpai no sabía nada, ¿quién te lo dijo?”

—Nadie lo hizo.”

—No quiero tener una larga conversación aquí.”

Me sentí de la misma manera. Destacábamos mucho si nos quedáramos hablando de pie al lado del camino. Me había preparado para esto antes de tiempo. Hice un gesto con la mirada hacia un callejón bordeado de vallas de madera entre dos casas antiguas[1].

—Debería estar bien si tomamos un camino diferente.”

—Uh…”

Ella estaba perdida de palabras.

—¿Eso está permitido? Este es el Evento del Maratón, ¿verdad?”

—Es la Copa Hoshigaya. Por supuesto, si quieres mantener todo registrado, no diré que es imposible.”

Ōhinata miró el callejón y luego a los estudiantes que cruzaban diligentemente el puente a medida que avanzaban en el trayecto, comenzó a pensar. No tuve que esperar mucho por su respuesta.

—Bien, hagámoslo. Aunque estoy un poco nerviosa[2]…”

Sería malo si nos vieran descaradamente abandonar el camino. Ōhinata y yo esperamos una pausa en la línea de paso de los estudiantes de la Secundaria Kamiyama y luego nos deslizamos despreocupadamente en el callejón.

 

 

2. Presente: 18.6km; 1.4km Restantes

—Este camino nos lleva de vuelta a la escuela secundaria Kamiyama, ¿verdad?”

Teniendo en cuenta que la llevaban por un camino desconocido, no era de extrañar que se sintiera incómoda.

—Se conecta de nuevo al curso frente al Santuario de Arekusa. Es todo un atajo, ya sabes.”

—Un atajo, huh…”

Aparentemente todavía molesta por cuando dejamos el curso, podía oírla gruñir.

—Haces prácticamente lo que quieres, ¿verdad, Oreki-senpai?”

Yo no diría que eso sea cierto. Si tuviera que hacerlo, incluso correría correctamente toda la longitud del trayecto. Simplemente no podía pensar en otras alternativas, por lo que no podía evitar que tuviera que recurrir a esto.

Los dos caminamos. Ya no era necesario que corramos.

Alineados.

—Hey, un gato…— murmuro Ōhinata. Miré, y ciertamente lo suficiente, vi un gato sentado encima de la valla de madera. Estaba rayado como un tigre.

—Senpai, no te gustan los animales, ¿verdad?”

—No he considerado si lo hago o no. ¿Por qué supones eso?”

—Porque los animales son una molestia. No te desagradan las cosas que son una molestia, ¿cierto senpai?”

Ella tenía un punto. Sin embargo, al mismo tiempo nunca me he considerado realmente como alguien a quien no le gustaban los animales. En realidad, nunca hice un esfuerzo para agradarles.

—¿No estás asumiendo demasiado?”

—Probablemente…”

Su voz se volvió un poco más silenciosa.

—Así es como soy. Siempre asumo demasiado.”

—Dame un ejemplo.”

—Supongo que estás cubriendo a Chitanda-senpai mintiéndome acerca de que ella no sabe nada. Si ella no conocía a nadie, ¿cómo podrías haberlo sabido?”

Durante esta Copa Hoshigaya, había pensado mucho sobre Ōhinata…

—No es así. Si lo piensas bien, puedes aprender una cantidad sorprendentemente grande de cosas.”

—¿En serio?”

Le aseguré que ese era el caso, y ella suspiró.

—Desde el principio, no es como si hubiera dicho que Chitanda-senpai era la razón por la que estaba renunciando.”

—No lo dijiste directamente, pero le dijiste a Ibara que ‘Chitanda parecía un bodhisattva’, ¿verdad?”

—¿No es eso un cumplido?”

Si ese era realmente el caso, entonces ¿por qué su cabeza colgaba tan baja cuando lo dijo?

—”Si alguien se ve como un bodhisattva en el exterior, entonces debe ser un yakṣa en el interior”, ¿verdad?”

Ōhinata débilmente me miró con una sonrisa amarga.

—Me tomé la molestia de fingir que no lo sabía, así que ¿no podrías seguir el ejemplo?”

—Los de segundo año conocen un montón. Si no quieres que lo sepamos, deberías haber intentado algo más difícil.”

—¿Como el ruso?”

—Como el ruso.”

Un pequeño guijarro rodó frente a nosotros. Ōhinata lo pateó por la calle y dejó escapar un suspiro superficial.

—Supongo que me has descubierto. Si Chitanda-senpai realmente no te dijo nada, ¿qué tal si me lo dices, senpai? ¿Cómo me equivoqué?”

—Esto no se trata de estar equivocado.”

—Fue solo una forma de hablar.”

Había llegado a mi conclusión según lo que recordaba del comportamiento de Ōhinata; No había escuchado nada de Chitanda. Mientras no le explicara este proceso, probablemente no escucharía lo que tenía que decir. Probablemente no había ninguna dificultad, pero fue difícil organizar todo en orden.

—Me pregunto dónde debería comenzar.”

—¿Por qué no desde cuando nos conocimos?”

Por supuesto que parecía ser la solución más fácil, pero …

—Eso lo haría realmente largo. Siento que debería ser posible condensarlo un poco.”

—Está bien si es largo, ¿no? Después de todo, nosotros …— Hizo una pausa como para pensar en la elección de sus palabras, y luego continuó con una sonrisa conflictiva llena de auto-burla. —Después de todo, accidentalmente nos desviamos del camino correcto.”

Pensar que ella podría decir cosas tan deshonrosas sobre nosotros. Incluso le dije que nos uniríamos al grupo principal más tarde …

Supongo que era cierto, que nos separamos del evento escolar. No había ni rastro de alguien en el callejón a nuestro alrededor bajo el sol del mediodía. Incluso el gato que estaba allí antes parecía haber desaparecido en medio del silencio. Solo el sonido de nuestros pasos y voces resonaba en las vallas de madera.

—Bueno, entonces, por ahora, creo que comenzaré desde el principio, el día del Festival de Nuevos Reclutas.”

Mientras decía esto, Ōhinata miró fijamente a un lado de mi cara. Continué, ligeramente cansado.

—El día del Festival de Nuevos Reclutas, nos escuchaste a Chitanda y a mi teniendo una conversación sin importancia. Incluso pensando en ello ahora, debes haber terminado parándote en un lugar realmente poco llamativo.”

—No carecía de importancia en absoluto. Es posible que haya salvado potencialmente la vida de alguien entonces.”

Ahora que lo mencionaba, supongo que realmente fue un caso grave de intoxicación. No había considerado hasta este punto que lo que hicimos a cabo en nuestra mesa terminó siendo tan significativo de una conversación. Por el momento, sin embargo, no me importaba pensarlo.

—La mayor pista de esa conversación fue algo que dijiste.”

—De Verdad? ¿Yo?— se apuntó a sí misma. —¿Qué dije?”

—No recuerdo tu elección exacta de palabras, pero era algo así como “la gente mala no usa etiquetas de identificación”. Fue porque dijiste que pudimos descubrir qué era lo que faltaba en la Sociedad de Postres.”

Una mirada algo feliz apareció en los ojos de Ōhinata.

—Ahora que lo mencionas, creo que dije algo así.”

Ciertamente sintió como si hubiera pasado años atrás considerando que ni siquiera habían pasado dos meses desde entonces. Un recuerdo que había quedado atrapado en mis memorias de alguna manera escapó y me recordó las sonrisas que Chitanda y Ōhinata intercambiaron ese día, completamente desinhibidas por la preocupación.

—Sin embargo, lo que capturó mi interés aún más que eso fue lo que dijiste justo antes. Creo que fue algo como esto.— Tome aire y continúe. —’Esto es solo algo que un amigo me dijo, pero …’”

—…Tienes buena memoria.”

—Después de todo, en el momento en que lo escuché, pensé que probablemente solo estabas expresando tus propias opiniones.”

Durante la Copa Hoshigaya, le pedí a Satoshi que probara algo para mí. ¿Qué pensaría él si le dijera “esto es solo algo que me dijo un amigo, pero no importa cómo lo piense, es bastante injusto que el Comité General no tenga que correr”? Satoshi respondió con, “Entonces eso es lo que realmente piensas, ¿eh? Pensaría que algo así me enojaría bastante.” Pensé que era una respuesta bastante representativa.

—Cuando las personas tienen algo difícil de decir a otra persona, a menudo usan frases como “Escuché esto de alguien”, “hay un rumor” o “lo escuché por casualidad” y se inventan a un tercero imaginario para suavizar el golpe. Esto no es algo que haya dicho, y no lo creo en absoluto, pero aparentemente existe en algún lugar en el reino del pensamiento… Supongo que se siente como una forma de hablar con alguien usando una puerta trasera.”

—Usando una puerta trasera … qué manera más indirecta de decir eso.”

Ōhinata sonrió amargamente.

—Solo di lo que estás pensando y llámalo cobarde.”

—No soy tan descarada como para criticar a alguien así.”

El callejón continuó extendiéndose. Pensé que vi algo moverse por el rabillo del ojo, pero simplemente resultó ser ropa colgada de un poste de secado sobre la terraza de alguien mientras se balanceaba en el viento.

¿Había estado Ōhinata usando un método como este al hablar con nosotros? Eso es lo que originalmente había pensado, sin embargo…

—En tu caso, esa comparación de puerta trasera no se aplica.”

No respondió.

—‘Esto es solo algo que un amigo me dijo.’ Este ‘amigo’ no es un tercero imaginario, sino que realmente existe en realidad. No puedo estar seguro de que cada frase que evocaste de tu amigo sea algo que realmente dijo, pero que innegablemente provenían de ese verdadero “amigo” tuyo.”

Sin afirmar ni negar esto, Ōhinata continuó mirándome con una expresión increíblemente calmada.

—¿Porque piensas esto?”

—Tus acciones y las acciones de tu “amigo” se contradicen entre sí. Sucedieron cosas que no hubieran sido si simplemente hubieras usado a este “amigo” como pretexto para expresar tus propias opiniones.”

—De ninguna manera … nada de eso pasó.”

Se quejó sin hacer nada mientras se miraba los pies.

—Fue el último domingo de abril, desde las 2 p.m. en adelante.”

—No recuerdo nada de eso, pero teniendo en cuenta que puedes hablar de eso tan específicamente, supongo que fue en tu cumpleaños, ¿cierto, senpai?”

—Eso es correcto. Permíteme agradecerte nuevamente por celebrarlo conmigo en primer lugar.”

—Estoy muy feliz de saber que lo disfrutaste.”

Incluso cuando intercambiamos estos cumplidos, la incómoda tensión entre nosotros mientras nos observamos cuidadosamente no mostró signos de ceder. No era como si fuera increíblemente tenso, pero pensé que procedería con precaución de todos modos.

—Ese día, si no recuerdo mal, mencioné la idea de comprar pizza. Sería perfecto para los cinco de nosotros comer algo, pero al final, no pedimos nada. ¿Recuerdas por qué?”

—Si.”

Ella levantó la cabeza y respondió de inmediato.

—Fue porque a Ibara-senpai no le gusta el queso.”

Asentí.

—Está bien. … Por cierto, ¿sabías que, aunque Ibara habló de que no le gustaba ningún queso, al parecer está perfectamente bien con el pastel de queso?”

—¿Oh en serio?”

Esbocé una pequeña sonrisa.

—Lo he comido con ella una vez antes.”

Ella no respondió a esta pequeña observación mía. Ibara y yo podríamos no estar en los mejores términos, pero nos conocíamos desde hace más de diez años. La había visto muchas veces, y en una de esas escenas ella estaba comiendo pastel de queso.

—¿Recuerdas lo que dijiste en ese momento?”

Después de preguntar eso, ella asintió levemente.

—Creo que dije ‘¿No te gusta el queso tampoco?’, O algo por el estilo. ‘Uno debe tirar las mandarinas podridas y la leche en mal estado.’”

Claro que era normal que algo de comida no te gustara cuando compartías tus gustos. Pero era bastante excesivo decir eso último. Pero eso no fue todo.

—Te olvidaste de ‘Esto es solo algo que un amigo me dijo, pero …’ antes de eso.”

—Así es.”

Estaba seguro de que ella lo recordaba, pero se hizo la tonta de todas formas.

—Tienes muy buena memoria. Te recuerdas inesperadamente incluso las cosas pequeñas, ¿verdad, senpai?”

—Incluso recuerdas algo como que a Ibara no le gusta el queso. Así que incluso trato de recordar lo que las personas no pueden comer. Sería malo si terminara recomendando algo malo para ellos incluso después de escuchar eso.”

—¿…en verdad así son las cosas?”

Se rasco su cuello y me dio una sonrisa embarazosa.

Por un momento, el callejón pareció curvarse alrededor de una casa antigua con paredes de planchas de hierro. Mucha agua parecía gotear sobre una de las paredes desde una alcantarilla elevada, y el sonido que hizo pareció refrescante para mis oídos.

—Después de eso, asumí que no podías comer queso. Después de todo, pensé que el ‘Esto es solo algo que un amigo me dijo’ simplemente era un prefacio para sus propias palabras y opiniones. Es por eso que pensé que algo parecía estar fuera de lugar cuando fuimos a la cafetería.”

Después de llegar a este punto, Ōhinata parecía ser capaz de unir el resto por sí misma.

—Ya veo, eso es lo que pasaba. También soy una idiota.”

—Estaba seguro de que pedirías la crema simple. Imagina mi sorpresa cuando no lo hiciste.”

En la cafetería iniciada por el primo de Ōhinata, lo único que podíamos comer allí eran panecillos, así como la mermelada y la crema para untar en la parte superior. Hubo dos tipos de mermelada, y en cuanto a la crema, nos ofreció crema simple y de mascarpone.

No recordaba la mayoría de los detalles, pero las dos cosas que sí recordaba eran que todos habíamos ordenado una combinación diferente de mermelada y crema a la consternación del dueño de la tienda y que la misma Ōhinata que había dicho “Uno debería tirar las mandarinas podridas y la leche en mal estado” había elegido una crema con sabor a queso.

—Me di cuenta en ese momento, aunque supongo que me habría dado cuenta mucho antes de haber aceptado lo que siempre dijiste al pie de la letra.”

Ōhinata nos había dicho “Esto es solo algo que un amigo me dijo” desde el comienzo. Debería simplemente haber aceptado eso por lo que era en lugar de tratar de agregarle capas complicadas e innecesarias.

—Tienes un “amigo” y, a diferencia de ti, a esta persona no le gusta el queso.”

Ōhinata se mordió el labio y no respondió.

Ella ni siquiera respondió con la respuesta obvia, “Por supuesto que tengo amigos, ¿qué pasa?”

Ese silencio de ella lo dijo todo. Ōhinata tenía un cierto amigo que no quería que nadie supiera sobre.

 

El callejón se volvió algo intrincado y contenía algunas pequeñas grietas a lo largo del camino que solo una persona podía atravesar a la vez. Para mi sorpresa, vi una placa con el nombre de este barrio en particular. Eso significaba que incluso este camino angosto era una calle real en el registro de la ciudad. Mientras me aplaudía en silencio por llegar tan lejos, Ōhinata habló desde atrás.

—¿Es esto incluso una calle real? Es un poco sospechoso si me preguntas.”

Aunque dijo esto de una manera en broma, su voz no contenía nada de su habitual alegría jovial.

—¿Qué piensas hacer si estoy mintiendo?”

—¿Qué planeas hacer?”

—Bueno, no estoy mintiendo, entonces no tengo idea.”

No había forma de continuar este tipo de pequeña charla apretada. Pasamos por el callejón trasero, pasamos con cuidado por una maceta que estaba en el medio del camino y finalmente salimos a una calle un poco más grande. Al final tomé una respiración profunda.

Estaba en la mitad de una pendiente suave. Ōhinata miró a izquierda y derecha y murmuró una pregunta.

—¿Dónde estamos?”

No tenía idea de cómo explicarlo en relación con otros puntos en el área, así que decidí cubrir ese hecho.

—Pronto lo sabrás.”

Cuando comenzamos a descender la colina, Ōhinata caminó a mi lado.

No había duda de que, en nuestra conversación previa, Ōhinata indicó que efectivamente tenía un amigo y que también había estado citando a este amigo en sus conversaciones con nosotros. Había otras cosas que sabía sobre ese amigo.

—Por cierto, ese “amigo” también es de la escuela media, supongo. Esa es una relación bastante especial. También existe la posibilidad de que esa persona sea de la secundaria o de algún otro lado, pero aparte de eso, deben haberse trasladado aquí en su tercer año, y después, no pudo ingresar a la Secundaria Kamiyama contigo.”

Cuando de repente saqué esto a colación, Ōhinata levantó fieramente las cejas. Era claramente una mirada de sospecha. No había ninguna razón para que repita lo que acabo de decir.

—Chitanda no me dijo esto.”

—Pero no hay forma de que puedas saber tanto…”

—Dijiste que no tenías amigos en la escuela secundaria. Cuando tú, Satoshi y yo caminamos a casa después de la escuela un día, estoy bastante seguro de que dijiste eso. Si no tienes ninguno en la secundaria, entonces está claro que ese “amigo” tuyo debe haber sido de tus días de escuela secundaria, ¿verdad?”

Cuando Satoshi y yo fuimos a caminar a casa ese día lluvioso, terminamos viendo a Ōhinata justo cuando salíamos de la puerta. Cuando ella nos dijo: “Todavía no he hecho ningún amigo”, los tres terminamos caminando juntos. Recuerdo claramente pensar por dentro, “¿Es así? Aunque pareces del tipo social … ”

—Eso fue…”

A pesar de que empezó a hablar, ella rápidamente se calmó nuevamente.

—No quería decir, que no tienes a alguien con quien hablar íntimamente. Parece que estás en buenos términos con varias personas en tu clase y, sin embargo, no te refieres a ellos como amigos.”

Esperé un poco para que respondiera. Ella permaneció en silencio.

Si ella continuara así de callada incluso mientras la acosaba así, probablemente necesitaría energía de algo equivalente para poder hablar una vez más. En realidad, parecía que se había deprimido un poco solo por mi hablar así.

Iba a pisar sus sentimientos y pensamientos y analizar a esta chica con la que había hablado de forma natural ayer como su sempai. Esencialmente, iba a decirle “Esto es lo que eres”. Terminé deteniéndome cuando la gravedad de mis acciones hacia ella inundó el frente de mi mente. Tuve que continuar.

—Porque voy a estar hablando de ayer, estoy seguro de que ambos podremos recordarlo perfectamente. Tuvimos una pequeña charla en el pasillo antes de entrar al salón del club. La charla en sí misma fue significativa, por supuesto, pero también me intrigó cuando mencionaste estar en la misma clase que la hermanita de Satoshi.”

Ōhinata sabía lo que había pasado entre Satoshi e Ibara, y aunque no sabía los detalles exactos, también sabía que él le debía dinero. Ella aparentemente había escuchado todo esto de la hermanita de Satoshi.

—Creo que la hermana pequeña de Satoshi es una persona bastante extraña, pero aparentemente no sientes lo mismo. Por cierto, alguien que habla de todos los enredos románticos de su hermano con alguien a quien no es muy cercano, es extraño sin importar cómo intentes enmarcarlo…

…Si escuchaste sobre los enredos de Satoshi de esa chica, entonces al menos debes tener una amistad con ella lo suficientemente fuerte como para que ella pueda decirte ese tipo de cosas. Además, dijiste que también almorzaste con ella, ¿verdad? Y, sin embargo, ni siquiera te refirieres a alguien como la hermana pequeña de Satoshi como una amiga. En esencia, me di cuenta porque seguiste llamándola tu “compañera de clase”.”

Un camión subía por la colina hacia nosotros. El camino se estaba ensanchando, pero me puse en frente de Ōhinata para formar una sola fila por si acaso. El sol estaba justo en frente de nosotros. Había usado este camino de vez en cuando, pero no me di cuenta de que la colina miraba hacia el sur.

Sintiendo el escape al pasar, me alineé con Ōhinata una vez más. Luego continué como si nada hubiera pasado.

—Gracias a cierta reunión extraña, he sido arrastrado constantemente de molestias a molestias en el último año. Llegué a pensar en todo eso y me hizo darme cuenta de algo. La situación siempre requirió de mi para resolver todo. En ese momento, Satoshi había dicho que tenía el ‘papel de detective’, pero no me gustó el sonido de eso en absoluto. Me avergonzaba un poco, y no quería que me recomendaran de esa manera…

…Ese acto de no querer llamarlo así debido a un simple deseo egoísta de no darle importancia… ¿no es lo que estás haciendo ahora? No quieres usar la palabra “amigo” como si fuera barata. Ya que ni siquiera han pasado dos meses desde que ingresaste a la escuela, y a pesar de que has tenido conversaciones íntimas con ella y te has sentado a su lado mientras las dos almorzaban, no has encontrado razón para llamar de esa forma a la hermanita de Satoshi. ¿No es ese el caso?”

Debería haberme dado cuenta de lo precioso que Ōhinata consideraba esa palabra hace mucho tiempo. Ella incluso lo dijo claramente al hablar sobre lo que atesoraba más en ese día lluvioso. Una vez más, las cosas se volvieron complicadas y rotundas porque no había tomado sus palabras al pie de la letra.

Ōhinata abrió su boca. Un ligero “yo …” salió.

Pero al final, ella no continuó.

Ella se contuvo casi como si suspirara. El problema no ha terminado todavía.

—En este caso, ¿qué tipo de persona es a la que llamas tu “amigo”? Lo único seguro es que esa persona no va a la Secundaria Kamiyama…

…Bueno, ese tipo de cosas no se pueden evitar. Cuando me gradué de la escuela media, terminé dejando a un grupo de personas con quienes también estaba en buenos términos. Satoshi fue la única persona que vino conmigo.”

Aunque lo dije así, en realidad no podía pensar en ningún nombre aparte del de Satoshi. Que cruel realidad.

¿Era de esos casos en el que ves poco a esas personas y pronto las olvidas? ¿O realmente era alguien de Corazón frio?

 

De repente comencé a oler el olor a sopa de miso que llegaba de algún lado. Vi un pequeño charco de agua en el suelo donde algunos residentes deben haber estado lavando algo. La mayor parte ya se había secado bajo el brillante sol primaveral. No me había dado cuenta completamente de lo muerta que estarían las calles antes del mediodía. A pesar de que había asumido que nos encontraríamos a los vecinos y había preparado una excusa en caso de que nos cuestionaran, no nos encontramos con alguien. Pensé que era un poco extraño que constantemente viéramos estas huellas de la actividad humana, pero nunca viéramos a las personas mismas. En cualquier caso, de no haber sido así, no hubiéramos tenido la oportunidad de caminar por la ciudad así en un día de escuela.

—Todo lo que Chitanda me contó fue sobre lo que ustedes dos hablaron en el salón del club después de la escuela de ayer. — Como si medio hablara solo, continué. — fue sobre Ibara, eh. Acerca de cómo ella dejó la Sociedad Manga. Chitanda estuvo de acuerdo con su decisión de dejarlo. Ella probablemente incluso le dio un empujón. Realmente no conozco ambos lados del problema, así que no puedo decir si estoy de acuerdo o en desacuerdo. Lo que sí sé, sin embargo, es que Ibara realmente se calmó después de eso. Pudo haber sido lo mejor simplemente por eso solo.

—Por cierto, ayer después de la escuela parecías claramente que te estabas preparando para intentar resolver algo. Para aclarar algo y detener tu sensación de suspensión perpetua, decidiste que ibas a confirmar algo con Chitanda. ¿Fue sobre lo que sucedió con Ibara? ¿Discutiste con Chitanda sobre su decisión de apoyar a Ibara porque no querías que ella abandonara la Sociedad Manga?”

Por supuesto que no fue así. Ōhinata misma respondió rápidamente.

—No fue eso.”

—Si ese fuera el tipo de conversación que no podrías tener sin prepararte a ti mismo, me costaría creer que podrías simplemente hablar sobre la marcha y de una sola vez. Pensé que solo estabas cambiando el tema o quizás ocultando tus verdaderas intenciones.

—Así que traté de pensar más atrás. Hubo un momento en el que le arrojaste una pregunta repentina y sin relación. Fue cuando estábamos en la cafetería de tu primo. Creo que fue algo como esto. Chitanda tiene una gran cara, pero me pregunto si ella conoce a cierta persona. Chitanda respondió diciendo que esa persona era de primer año en la Secundaria Kamiyama.”

—Agawa, Sachi Agawa. Clase 1-A”

—No tengo ni idea de quién es. Ella era simplemente alguien para juzgar qué tan grande era la cara de Chitanda, ¿verdad?”

—Deberías saber quién es Agawa, Oreki-senpai.”

—Chitanda me dijo lo mismo. Ella dijo el compromiso como representante estudiantil de los de primero de este año en la ceremonia de ingreso, pero el simple hecho de saber eso no es suficiente para decir que la conoces.”

—Eso no es de lo que estoy hablando.”

Dejé de caminar y me volví para mirarla.

—Si es alguien que debería conocer, ¿quieres decir que ella es de la Escuela Media Kaburaya?”

—Correcto”

Si Ōhinata la conociera, entonces no sería extraño si ella viniera de Kaburaya. A diferencia de Chitanda, no puedo hacer algo como recordar los nombres y las caras de los estudiantes de grados menores con los que no tenga conexión. Mientras pensaba esto, Ōhinata comenzó a hablar como si me regañara.

—Ella era la presidenta del Comité de Salud. ¿En serio no la recuerdas?”

—…vaya.”

Ciertamente, en la segunda mitad de mi tercer año en la Escuela Media Kaburaya, perdí por mayoría de votos y terminé uniéndome al Comité de Salud. Debido a que ninguno de los de tercer año podía manejar una posición real en el comité mientras se preparaban para la temporada de pruebas, se eligió alguien de segundo año como presidente. Supongo que su nombre era ese después de todo.

Sin embargo, al escuchar esto, entendí algo más.

—Ya veo. Si ese es el caso, entonces puedo decir esto con aún más certeza. Lo que querías confirmar al preguntarle a Chitanda era si su rostro era tan grande que incluso podía identificar con precisión a una estudiante de la Escuela Media Kaburaya cuando ella misma estaba en la Escuela Media Inji. Cuando ella te dijo que ella reconocía ese nombre, recuerdo que fue todo un shock para ti.”

Ōhinata probablemente esperaba que dijera “No la conozco” en ese momento. Después de que esa expectativa se hizo añicos, ella quedó estupefacta. Quizás la expectativa era la palabra incorrecta para usar. Tal vez era su esperanza. Aunque entendía cuánta gente conocía Chitanda, esperaba que no fuera en esa medida.

—Lo que Satoshi dijo fue malentendido. Después de todo, él lo hizo sonar como si ella conociera a todos los que viven en esta ciudad. Te digo esto solo para hacer que entiendas, pero Chitanda no conoce nada más acerca de Agawa salvo el hecho de que ella es la estudiante que dio el discurso durante la ceremonia de entrada.”

Ya me había acostumbrado a su fraseo exagerado. Es por eso que tomo todo lo que dice con un grano de sal[3]. Sin embargo, no sería imposible para Ōhinata malinterpretarlo como la verdad, ya que apenas había comenzado a escucharlo hablar a menudo este año.

Ōhinata negó con la cabeza ligeramente.

—Me pregunto acerca de eso. Y no estoy hablando de Fukube-senpai. ¿No sabía Chitanda-senpai también acerca de tus amigos? Le pidió a uno de ellos que le mostrara su antiguo anuario de la Escuela Media Kaburaya. Incluso sabía cuándo Fukube-senpai canto en la sala de transmisión de la escuela secundaria.”

—Realmente tienes miedo de que Chitanda conozca a tu “amigo”, ¿verdad?”

No hubo respuesta.

Esencialmente, eso significaba que Ōhinata aún no me había contado toda la historia.

Este “amigo” era una existencia especial para ella. A pesar de que la influenció en la medida en que incluso tomó prestadas frases, Ōhinata no quería que nadie más supiera sobre “él”. Y luego, entra Chitanda. Ella sabía sobre el pasado de Satoshi como el mí, y de acuerdo con la exageración de Satoshi también, su conocimiento de los demás era algo increíble.

—Debería haberme dado cuenta de que tenías miedo de Chitanda en esos momentos.”

—¿en esos momentos?”

—¿No te acuerdas?”

Aunque dije esto, incluso yo mismo no podía recordar exactamente cuándo había sido. Sin embargo, retirándolo tan claramente como pude de mis recuerdos, continué.

—Fue cuando estábamos hablando acerca de cómo Ibara era mordaz con las personas, pero no podíamos imaginarla alguna vez criticando a Chitanda. Dijiste que tal vez era porque ella sabía y podía explotar todas las debilidades de Ibara. Porque era tan ridículo, ninguno de nosotros lo pensó. Sin embargo, al pensar en por qué habrías imaginado algo así, finalmente entiendo el por qué.”

Fue porque, en lugar de conocer las debilidades de Ibara, tenía miedo de que Chitanda conociera las suyas.

—Solo fuiste prudente con Chitanda. Pensando racionalmente en eso, en lugar de ser Chitanda quien sabría acerca de tu amigo, ¿no debería ser yo? Fui a la misma escuela secundaria que tú después de todo.”

—Oh es porque…— La voz de Ōhinata parecía estar empañada con resignación mientras continuaba. —Es porque dijiste que ella debió haberse trasladado aquí en su tercer año.”

—Exacto. Si ella era alguien de la Escuela Kaburaya y aun así no había manera de que la conociéramos, ella debió haberse transferido después de que ya nos habíamos graduado. En cualquier caso, el hecho de que pareces muy relajada a nuestro alrededor soporta esto. Solo temes de Chitanda.”

No fue algo que hice conscientemente. Antes de darme cuenta, un pequeño suspiro escapó de mis labios. Como si temiera solo a ese suspiro, su cuerpo se puso rígido. No pude ver ni un solo rastro del estudiante de tercer año con la actitud ganadora que había conocido en ella.

—Para comenzar a pensar en esto, armé una hipótesis basada en lo que escuché sobre tu conversación con Chitanda ayer después de la escuela. Chitanda habló sobre Ibara. No había subtexto ni un significado ulterior. Solo habló sobre Ibara.

—Pero no es así como lo escuchaste. Mientras colgabas del marco de la puerta contemplando cuánto sabía Chitanda, decidiste que necesitabas sacar a la luz todo este asunto oscuro y sombrío. La conversación que tuviste después fue el resultado de que te armaras de valor con la resolución necesaria para confirmar tus sospechas. Era posible que eso fuera una especie de metáfora.”

Si desconfías implícitamente de alguien, podrías terminar viendo a esa persona como una especie de demonio.

Si aceptaba que esto era cierto, entonces podría decir que Ōhinata probablemente veía a Chitanda como un yakṣa.

Con eso, el malentendido se hizo claro.

—En su conversación contigo ayer, esta es la esencia de lo que ella dijo. Para Ibara, la Sociedad de Mangas ya era una causa perdida perjudicial. Con el interés de protegerse, Chitanda creía que su decisión de abandonarlo era la correcta. Ante eso, respondiste con esto. ‘Incluso entonces, no deberías simplemente abandonarlos, ¿verdad?’ Fue extraño para ti usar de repente la palabra abandono. Si tuviera que elegir, diría que fue la Sociedad de Mangas lo que la ahuyentó, y, sin embargo, ¿por qué elegiste esa palabra para describirla de repente?— Tomé un respiro. — si estoy equivocado, solo dímelo.— Lo prologué con eso.—¿Creías que Chitanda intentaba decirte que abandonaras a tu propia “amiga” en esa conversación?”

Ōhinata me miró débilmente.

—¿Cómo puedes decir con certeza que eso no es a lo que ella se refería?”

Incluso mientras decía eso, podía decir que ella misma no creía las palabras que salían de su boca. Nadie cuya voz resonara de una manera tan débil y rasposa podría pensar algo así.

—…Oye. ¿Puedes pensar en la razón por la cual Chitanda piensa que estás dejando el club?— Ella tenía una mirada confundida en sus ojos, pero no respondió —Ella piensa que fue porque tocó tu teléfono celular sin preguntarte. Te enojaste con ella y decidiste abandonar.”

—¿Qué?”

—¿Puedes creerlo? Alguien que acaba de convertirse en una estudiante de segundo año al borde de las lágrimas cuando me dijo que honestamente había pensado que esa era la razón. Esa chica me dijo que estaba planeando ir a verte después de llegar a la línea de meta para disculparte por tocar tu celular ayer.”

Los ojos de Ōhinata se agrandaron y su boca parecía como si estuviera a punto de reírse. Lo único que escapó de su garganta, sin embargo, fue algo que sonó como un llanto extraño y ahogado.

Ōhinata bajó la cabeza. Sus hombros comenzaron a temblar.

Se sacudieron porque ella se estaba riendo silenciosamente; eso es lo que quería creer.

 

 

3. Presente: 18.9km; 1.1km Restante

El escenario se abrió ante nosotros.

Cuando finalmente pasamos por las estrechas calles residenciales, nos acercamos a la parte trasera del Santuario de Arekusa. La calle era amplia y las tiendas se alineaban a los lados izquierdo y derecho de la carretera. Normalmente se llenaba de actividad en Año Nuevo y durante los festivales de primavera y otoño, pero en este momento, estaba en silencio y solo los estandartes de las tiendas conservaban sus colores festivos.

—Así que salimos aquí, ¿eh?”

Ōhinata comenzó a murmurar esto como si finalmente estuviera convencida.

—Una vez que tomas ese camino a través del santuario, puedes volver a conectarte con el trayecto original. ¿Te sientes mejor ahora?”

—Oh, vamos, no es como si dudara de ti o algo.”

Me pregunto acerca de eso.

El sol brillaba a medida que se acercaba el mediodía. Nuestras sombras tomaron una sombra profunda cuando se estiraron a lo largo del asfalto. El verano ya estaba a la vuelta de la esquina.

—Senpai.— Ōhinata levantó su brazo y señaló hacia una sola tienda. Un gran paraguas pasado de moda y un banco de estilo tatami estaban puestos frente a él. —Quiero comer un poco de dango”

—¿Qué pasa con eso de repente?”

—Estoy cansada, así que decidí que quería comer algo de Dango.”

Después de hacer esta declaración unilateral, ella inmediatamente comenzó a caminar hacia la tienda. Seguí detrás de ella, nervioso.

—Espera un segundo. Estamos técnicamente en medio de clases en este momento.”

No la detuvo en lo más mínimo.

—Me trajiste tan lejos del curso y ahora ¿quieres empezar a hablar de reglas? Podríamos romperlas todas en este punto.”

—¿Tienes dinero?”

Al escuchar esto, finalmente se volvió para mirarme por encima del hombro.

—Tú tienes algo ¿no?— Ella sonrió al decir esto. —Podía escuchar las monedas tintineando en tu bolsillo.”

Sin duda, traje algunas conmigo por si quería comprar un jugo a mitad del recorrido, pero …

—Lo juro, nunca te detienes una vez empiezas. ¿Qué pasa si no tengo suficiente?”

—Oh, no pensé en eso. ¿Tienes suficiente?”

Busqué en mi bolsillo y las saqué todas. En mi palma, conté ¥240 en monedas por valor de ¥100 y ¥10.

La tienda que Ōhinata había señalado tenía un precio muy razonable. A pesar de que había personas aquí que probablemente todavía lo comprarían a un precio turístico más caro, el letrero de aspecto tradicional en la pared decía “¥ 80 por un palo”.

—…Supongo que sí.”

—Entonces está decidido.— Ōhinata corrió a la tienda y gritó enfrente de ella. —Disculpe, tres palos de dango por favor.”

¿Estaba ella planeando dejarme sin nada? Esperen un momento, ¿Por qué siquiera le estoy gastando? Las preguntas no se detuvieron, pero supongo que ya era muy tarde para hacer algo en este punto considerando que ella ya había pedido. Supongo que podría actuar como un buen sempai y gastarle esta vez. ¥80… hablando de favores baratos.

La que trabajaba en la tienda era una anciana dama agradable. Los dos de nosotros debemos haber parecido que abandonamos la clase teniendo en cuenta que todavía estábamos en nuestra ropa de gimnasia, pero sin llamar la atención, simplemente dijo: —Tenemos mitarashi y yomogi.”

—Tres yomogi.”

—Creo que mitarashi es mejor.”

—Sería molesto tratar con cualquier pregunta si la pasta de frijoles callera en nuestra ropa.”

Pensando en eso, ese fue un muy buen punto. Ella realmente prestaba atención a las cosas más extrañas.

Antes de darme cuenta de lo que estaba pasando, los dos terminamos sentados en un banco comiendo dango. Aunque pensé que prefería el mitarashi porque no me gustaba el fuerte olor a artemisa, la fragancia del yomogi terminó siendo realmente refrescante. El dulce sabor se hundió en mis huesos.

—Me siento viva de nuevo.”

Mientras Ōhinata murmuraba esto, me encontré asintiendo sin darme cuenta. Tenía cierto tipo de sentimiento. A pesar de que este evento parecía descuidadamente durar para siempre, era casi como si nuestra fatiga también se estuviera fatigando.

Cinco bolas de dango estaban aun en su pincho. Ella comió dos más y luego miró hacia el cielo, tomando un largo y prolongado aliento.

—Ah, me siento tan fresca. No me he sentido así para siempre.— Entonces ella de repente me dijo algo. —Senpai, hay algo que no has estado diciéndome a propósito, ¿verdad?”

—Sobre el dango?”

—Por supuesto que no.”

Sí, no hay forma de que sea sobre el dango. Sin duda había una gran brecha presente en nuestra conversación anterior. No tenía la intención de decir nada al respecto, pero Ōhinata lo planteó ella misma.

—Ciertamente hay una “amiga” mía que quiero ocultar, y tenía miedo de que Chitanda supiera sobre ella y sobre mí. ¿Por qué era eso, entonces? ¿Por qué crees que estoy tratando de ocultar la existencia de esta “amiga”?”

—No tengo la menor idea.”

—Oh yo creo que sí. Si vas a ser amable y vas a mentirme, al menos miente mejor”

Sin decir nada, miré el dango en mi mano.

Supongo que vio a través de mí. Tenía una idea general de lo que podría haber pasado. Sería más preciso decir que fue porque descubrí eso que yo fui capaz de poner todo junto.

No tenía la intención de hablar de nada de eso, sin embargo. Pensé que era algo que ella no hubiera querido que nadie más supiera. Dicho esto, no era como si estuviera completamente seguro de que sabía toda la verdad.

—Hombre, ¿por qué tenia que llegar a esto?”

Mientras murmuraba esto, Ōhinata sacó otro dango con los dientes.

Ella entonces comenzó a hablar.

—Pensé que ella era una buena persona. Como dijiste, senpai, ella … esa chica se transfirió aquí en su tercer año. Ella era realmente extraña. No sabía si tenía problemas para hacer amigos o si, en primer lugar, ni siquiera le importaba tenerlos, pero era realmente independiente…

…Yo fui su primera amiga y probablemente su única amiga en toda la ciudad. Ella misma me dijo esto, después de todo. Las dos hicimos una promesa de que nunca nos abandonaríamos la una a la otra.”

—Esa es una promesa difícil de mantener.”

—No pensé en ello cuando la hice, aparentemente. Realmente fui tonta— Ella me sonrió. —Quiero decir, yo estaba en la escuela media después de todo. Los niños de la escuela media son muy tontos, ¿no?— No eres quien para hablar considerando que te acabas de graduar hace dos meses. —Realmente no hablábamos tanto mientras estábamos en la escuela. Se sentía como un secreto entre nosotras dos. Es por eso que creo que nadie sabía que éramos amigas a pesar de que estábamos en la misma clase. Ella me enseño toda clase de cosas y formas para tener buenos momentos, fue como una segunda escuela. Me llevo a conciertos, me enseñó a jugar Billard, e incluso empezamos algo así como una pequeña banda. También fue ella quien me enseño sobre la ‘MilleFleur’, como la que vimos en tus cumpleaños. Te dije que obtuve este bronceado cuando fui a esquiar, pero fue la primera vez que lo probé cuando me llevó a un viaje de esquí. Fue realmente divertido.”

—¿No fue snowboard?”

—Sigo diciendo que estuve esquiando, cielos.”

Como alguien que había abrazado el estilo de vida de ahorro de energía, realmente no sabía mucho sobre las diferentes formas en que uno podría perder el tiempo.

Dicho eso, había algo que entendí sobre todo el asunto. Para tener ese tipo de diversión, necesitabas dinero.

Ōhinata se había ido a esquiar a Iwate. Ella había seguido a una banda de gira desde Sendai a Fukuoka. Mientras la oía mencionar estas cosas, siempre me pregunté qué estaba haciendo con respecto al dinero.

Mi hermana viajó por el mundo por capricho, pero la única razón por la que pudo hacerlo era porque ganaba suficiente dinero para que eso fuera posible. Ōhinata no tendría esa habilidad muy probablemente como estudiante de secundaria. Originalmente pensé que su familia era simplemente lo suficientemente rica como para cubrir ese tipo de gastos con su mesada, pero a juzgar por las quejas de las que habló accidentalmente mientras estaba en Blend, Lo descarté como imposible.

—Y luego … Me quedé sin dinero.”

Solo su boca todavía estaba sonriendo.

—Si no recuerdo mal, tu familia no te permite trabajar a tiempo parcial, ¿verdad?”

—Correcto. Ellos son bastante estrictos.”

—¿Aunque te dejan ir en esos viajes?”

—Solo porque estaba con otra persona. Esencialmente, no confían en mí.— Ōhinata luego murmuró algo más, casi sonando como si ella misma no hubiera pensado en eso hasta este momento. —Incluso si ellos dicen que está bien que consiga un trabajo a medio tiempo, no estoy segura de que quisiera hacerlo para tener ese tipo de diversiones…”

Ōhinata había dicho previamente “fue realmente divertido”. No podía imaginar que eso fuera una mentira, sin embargo, también parecía que no podía disfrutarlo de verdad desde el fondo de su corazón debido a los gastos innecesarios que lo acompañaban.

—Incluso llego el punto donde le dije “Lo siento, no tengo dinero en este momento” no creo que ella lo haya creído. Era bastante peculiar, ya ves, así que me dijo que me hiciera cargo de alguna manera para poder seguir haciendo cosas juntas. Sin embargo, no podía hacer nada acerca de lo que no existía, y, además, los exámenes estaban llegando. Aunque no sabía qué hacer, ella me dijo: ‘Déjamelo a mí’ ‘Está bien. Somos amigas, ¿verdad?’”

Había varias maneras de conseguir algo de dinero, incluso para un estudiante de secundaria. El único problema era cómo implementarlas.

Después de hablar hasta este punto, Ōhinata comenzó a hurgar con sus palabras. Probablemente todavía tenía la duda sobre si debería continuar o no. Probablemente sería lo mejor si la ayudo.

—…Cuando tienes algo de lo que quieres evitar hablar a toda costa, es realmente difícil cuando tienes un cara a cara con un tema que te hace hablar de ello.”

Ōhinata inclinó la cabeza hacia un lado como si no estuviera segura de qué decir.

—Si ese tipo de cosas permanecen al aire libre, alguien se sentirá repentinamente curioso al respecto. Sin embargo, si haces un esfuerzo concertado para ocultarlo, es probable que las personas se interesen aún más en por qué lo hiciste. — Toma mi cumpleaños, por ejemplo. Estaba constantemente angustiado por cómo podría lidiar con el gato de la suerte que apuntaba al hecho de que Chitanda había venido a mi casa una vez antes. Mientras permanecía en la mesa, no estaba Seguro de cuando ese tema llegaría a la conversación. Sin embargo, era demasiado antinatural para mí simplemente quitarlo de allí, así que tampoco pude hacer eso. — para cuando llegó Chitanda, algo había desaparecido de manera poco natural. Casi podía adivinar lo que había sucedido debido a eso.”

—Chitanda-senpai? ¿Cuándo?”

—Cuando fuimos a la cafetería.”

Ōhinata probablemente lo hizo inconscientemente, por lo cual también era probablemente la razón por la que ella no entendía a lo que me refería inmediatamente. Cuando lo hizo, sin embargo, abrió mucho los ojos y me miró sin pestañear.

—¡Oh, ahora que lo mencionas …! ¡Senpai!, ¿¡incluso te diste cuenta de eso!?”

Cuando estábamos en la cafetería, Ōhinata había escondido algo.

La revista Shinsou.

Si mal no recuerdo, Satoshi había notado la copia del Shinsou en el estante de la revista y le había preguntado a Ōhinata si se la podía alcanzar. Ella había tenido dificultades para sacarla. La estantería estaba tan atestada de periódicos y revistas que tuvo que sostenerla con una mano mientras sacaba la copia del Shinsou.

Antes de que llegara Chitanda, la conversación se había convertido en el informe meteorológico. Olvidé los detalles, pero mientras nos íbamos fui a sacar el periódico del revistero para verificar si lo que dije inicialmente sobre el clima era correcto. En ese momento, el periódico se había deslizado fácilmente.

Había espacio donde la copia de Shinsou había estado previamente.

La Shinsou había desaparecido de la estantería. Por supuesto, tampoco había sido puesta detrás del mostrador. No era importante donde había aparecido después; probablemente había sido ocultada en algún lugar. Sin embargo, lo que era extraño era el por qué había desaparecido en primer lugar. No era obvio del todo. Alguien lo había hecho a propósito, y si fue a propósito, ¿porque lo harían?

— El Incidente de Suitou Co., en otras palabras, fue por la historia que involucraba el dinero robado que apareció en el Shinsou. Te la llevaste casualmente cuando fuiste a los baños. Pensar que alguien seria expuesto de esa forma…”

Ōhinata suelto un suspiro antinatural.

—Olvídate de Chitanda-senpai, debi haber sido más cautelosa contigo, Oreki-senpai.”

—Que grosera. Yo te invite dango, ¿no?”

—Están realmente deliciosos— Ella comió otra bola, y solo quedaba una yomogi más. —Soy una idiota. No había forma de saber con certeza que el solo hecho de tener la revista en el estante automáticamente guiaría la conversación de esa manera.”

—Cierto”

—¿Qué demonios estaba haciendo? Tal vez incluso yo misma no sé la respuesta a eso…—Después de murmurar esto para sí misma, se volvió hacia mí y asintió levemente. —Parece que básicamente entiendes lo que paso, Oreki-sempai, así que simplemente lo diré. El tío de esa chica era miembro de una familia prestigiosa. Incluso yo no estaría asustada de Chitanda-sempai simplemente porque conociera mucha gente. El hecho sin embargo era, que ella pertenece a una vieja familia, así que naturalmente, ellos tienen muchas viejas conexiones con otras casas también ¿no? Ella pudo simplemente en un día cualquiera decir con una sonrisa que ella había ido a la casa de esa familia a saludar, ¿cierto? —Era una posibilidad innegable. —Exacto. Mi ‘amiga’ engaño a su tío para conseguir dinero.”

—¿Mucho dinero?”

—Fue mucho dinero.— Ōhinata miró el último dango restante mientras continuaba. —Estaba tan asustada. Si la policía… no, no era así. Incluso si ellos encontraran todo, la policía solo la arrestaría a ella, no a mí. No tenía nada que ver con eso. Sin embargo, estaba asustada de ella. Si era para estar con su “amiga”, ella haría cualquier cosa. Ella incluso podría reírse casualmente de cometer un crimen. Y esa ‘amiga’ era yo. No sabía qué hacer. Había calculado mal la distancia entre nosotras. Eso es lo que siempre he pensado.”

Aunque el sol brillaba tan fuertemente sobre nosotros, el cuerpo de Ōhinata se estremeció por un segundo.

—Después de enterarse de que venía a la escuela secundaria Kamiyama, me dijo tantas cosas. Cosas como ‘Oh, ¿sí? ¿Así que ese es el tipo de persona que eres?” Y “Estás a punto de abandonarme solo con mentiras, ¿no?” Apenas tenía un par de puntos en su examen por lo que no pudo ingresar. Al final, sin embargo, aunque íbamos a diferentes escuelas, una vez más prometimos que seguiríamos siendo amigas y luego nos graduamos de inmediato. Después de ingresar a la secundaria, me di cuenta de algo. Estaba increíblemente tan aliviada.— Su voz gradualmente se hizo más fuerte. —Pero esa es una historia terrible, ¿no? A pesar de que su forma de pensar sea retorcida, ella todavía piensa en mí como su única “amiga”… No quiero abandonarla. Si hay algún tipo de malentendido entre nosotras dos, ¿no debería intentar remediar eso? No puedo abandonarla. No puedo permitirme abandonarla. Sería un error para mí como ser humano. Eso es lo que me repito a mí misma…

…Y, sin embargo, tengo tanto miedo de todo eso. Tengo miedo de que su crimen sea expuesto y tengo miedo de mi amistad con ella sea expuesta. Y segundo, la idea de que Chitanda-senpai se acerque a mí y me diga “eres amiga de ella, ¿verdad?”, Me vino a la mente, no podía soportar enfrentarla más.— Ōhinata después miro el asfalto y empezó a gritar, como si quisiera grabar esas palabras en él —Soy … ¡Soy una idiota!”

 

La dueña de la tienda de dango salió y nos dio a ambos, té. Lo aceptamos gentilmente, pero no había nada más que necesitáramos. Habíamos podido descansar completamente durante esta parada en nuestro viaje, pero finalmente teníamos que llegar a la meta.

Me puse de pie y hablé con Ōhinata mientras ella permanecía sentada.

—Chitanda sería muy feliz si te unes al club. Ibara y Satoshi también.”

Cuando levantó la cabeza, sin embargo, me mostró una leve sonrisa mientras sacudía ligeramente la cabeza.

—Me asusté por mi cuenta y luego fui y culpé a Chitanda-senpai, e incluso terminé diciéndole todas esas cosas terribles. ¿Cómo podría enfrentarla después de todo eso?”

—Fue solo un momento de ansiedad. Las cosas volverán a la normalidad antes de que te des cuenta. Chitanda no tiene nada contra ti; de hecho, ella podría incluso ser capaz de ayudar.”

Incluso yo sabía que eso era imposible en este momento. Pude haber aclarado el malentendido entre ellas, pero eso solo probó que Chitanda no tenía nada que ver con el problema de Ōhinata.

—Sé que has sido herida, pero no puedes desahogarte con nosotros.— Eso fue todo lo que dije.

Y luego, como esperaba, Ōhinata comenzó a sacudir la cabeza una vez más.

—Iré a disculparme con Chitanda-senpai eventualmente, pero no creo que pueda soportar estar en el mismo lugar que ella todavía.”

—Ya veo. Voy a seguir adelante entonces.”

En el momento en que me volví para irme, ella me llamó.

—¿Recuerdas, senpai? ¿Recuerdas lo que te dije en los jardines frontales cuando decidí unirme al Club de Clásicos en medio de todo el reclutamiento?”

Relajé mis hombros mientras respondía.

—Realmente no.”

No podía ver su cara, pero podía decir que estaba sonriendo independientemente.

—Eres tan presumido, sempai.”

¿Cómo ella siempre fue capaz de decirlo? ¿De verdad era tan fácil de leer?

—Ver un grupo de buenos amigos me hace más feliz que cualquier otra cosa en el mundo. Lo digo en serio. Entonces, lo que estoy diciendo, senpai, es … estos últimos dos meses … Creo que realmente me salvaron.”

En este momento, tal vez debería haber dado la vuelta y haberle dicho algo como: “Si alguna vez quieres, no dudes en pasar por aquí en cualquier momento”. Al final, sin embargo, no pude. Sus palabras salieron mucho más rápidas.

—El dango estuvo bueno… Muchas gracias.”

 




[1] Vamo a lo oscurito :v

[2] Oie… ella quiere rikura :v

[3] Se refiere a que no toma todo lo que él dice al pie de la letra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s